Golden City: la exquisitez de la cultura oriental del Sudeste Asiático en plena Gran Vía alicantina

No comments

De la mano del estudio de interiorismo Oslätt, el restaurante Golden City ofrece todo tipo de comida oriental en Alicante. Su oferta gastronómica ofrece cocina china, japonesa, indonesa, vietnamita, taiwanesa y coreana.

 

El restaurante, un pequeño universo oriental situado en un espacio de unos 300 metros cuadrados, en el que se conjuga imagen de marca e interiorismo, está ubicado en el bajo de un edificio de la Gran Vía alicantina que goza de gran iluminación natural debido a los grandes ventanales que se han instalado para que la conexión con el exterior sea lo más directa posible.

Si pensamos en un local asiático puede que los asociemos a lugares de comida rápida y sin ninguna pretensión estética. De ahí lo sorprendente de este proyecto, ya que juntando el punto de vista creativo y artístico, se ha creado un espacio único, singular y tranquilo que desde el exterior parece un lugar sobrio por el color negro de la fachada, pero cuando te adentras te transporta a los restaurantes de los países orientales.

El establecimiento, dividido en dos plantas, propone diversos ambientes para degustar la cocina oriental, como los reservados, los salones y la terraza, o simplemente disfrutar del servicio de “take-away” esperando relajado con un cóctel en la zona de espera.

Pero sin duda, lo que más llama la atención es la zona de la barra. Un diseño muy estudiado, que aparte de ser funcional, nos transporta a un bosque asiático gracias a la mezcla de plantas.

La limpieza visual se concreta en pequeños detalles como la clase de mobiliario o los revestimientos escogidos. Todo ello se combina con una amplia gama diferenciada de asientos: sillas de madera y polipropileno, bancos revestidos de cuero, cómodos sofás que invitan a elegir diferentes ambientes y sillones llamativos por su diseño en la zona de espera.

Además, la elección cuidadosa de materiales y la neutralidad de la paleta de colores aplicada principalmente en la zona de los salones, consiguen dar un aspecto acogedor y confortable al jugar con la típica estética de aquellos lugares y la mezcla de varios tipos de papel con estampados orientales. Esto hace que se ponga la atención en el origen “asiático” del lugar.

Los paneles de madera que conforman el espacio, además de distribuir y decorar, proporcionan el confort acústico necesario con la ventaja, de si es necesario, proporcionar pequeños espacios, más intimistas y acogedores.

La iluminación, muy estudiada y puntual con focos y lámparas decorativas, aporta un toque de teatralidad. Logra una mayor espectacularidad, pero también consigue un uso intimista y acogedor en las diferentes zonas del restaurante mediante las diferentes gamas cromáticas empleadas.

Compartir en: Facebook Google+ Twitter LinkedIn Pinterest